Logo Loading

Editorial Agosto 2021

  • Home

M. Iltre. Cango. Mons. Salvador Martínez Ávila, Rector de la Basílica de Santa María de Guadalupe

UNA ENFERMEDAD QUE SE HA EXTENDIDO POR TODAS PARTES

En el octavo mes de este año en que continuamos sufriendo de una enfermedad que se ha extendido por todas partes, publicamos el presente número del Boletín Guadalupano. Reconocemos que ya desde hace más de un año pasamos por circunstancias de incertidumbre en muy diversos aspectos de nuestra vida, porque la problemática no se ha reducido a cuidar la salud, sino también a las decisiones que los gobiernos han debido tomar para controlar esta pandemia. Por este motivo en el número de este mes hablaremos sobre algunos de los santuarios católicos que están dedicados a la atención de los enfermos. Reflexionaremos sobre el agnosticismo como efecto del escándalo del sufrimiento de los inocentes. También abordaremos la vida de personas que han dedicado su vida a salvar a la humanidad de las enfermedades más contagiosas. En el Museo de la Basílica de Guadalupe también podremos tener alguna perspectiva del consuelo que Dios ha prodigado a lo largo de la historia y que ha quedado plasmado en obras de arte. Una institución que merece atención al iniciarse este curso escolar es la Escuela de Enfermería que opera en comunión con esta Basílica y que nos informa sobre sus expectativas para este año.

Por otra parte, hemos celebrado el pasado 31 de julio los diecinueve años de la canonización de San Juan Diego Cuauhtlatoatzin; este acontecimiento nos hace recordar dos parámetros que jalonan nuestro camino hacia el quinientos aniversario de las apariciones de la Virgen de Guadalupe. El primero de ellos es la certeza alcanzada desde la ciencia histórica y que es necesario difundir de manera más enérgica en nuestra Iglesia mexicana. Y el segundo parámetro es que el acontecimiento guadalupano es fuente de inspiración en el Proyecto Global de Pastoral de la Conferencia del Episcopado Mexicano, con lo cual se concede fuerte protagonismo a nuestro santuario en el planteamiento pastoral del futuro próximo en nuestro país.